mediacionA finales del mes de agosto, la Comisión Europea (CE) publicaba un informe sobre la aplicación de la normativa comunitaria en materia de mediación civil y mercantil. Concretamente, en el documento, dirigido al Parlamento Europeo y el Consejo, la CE revisa la Directiva 2008/52 con el objetivo de analizar si cumple con sus objetivos, esto es, facilitar el acceso a la resolución alternativa de conflictos y promover la mediación asegurando una adecuada relación entre esta y los procedimientos judiciales. Todo ello, para asegurar un mejor acceso a la Justicia a los ciudadanos europeos.

En este último año, desde instituciones como el INGITE o Unión Profesional (UP) se ha impulsado, a través de publicaciones o noticias, la importancia del papel de la mediación como solución de conflictos. Ahora, con este informe de la CE se confirma que la implementación de esta Directiva ha tenido un impacto significante en la legislación de varios Estados miembro, creando conciencia entre los legisladores nacionales sobre las ventajas de este método de resolución de conflictos, introduciendo sistemas de mediación o fomentando la extensión de sistemas de mediación ya existentes. El impacto de la normativa y su funcionamiento varía entre Estados, principalmente debido a las tradiciones de cada país en lo relativo al tratamiento de los conflictos y a la cultura previa sobre la mediación.

El informe se refiere a la intensificación de los esfuerzos desde los Estados miembros para aumentar el número de asuntos en los que los órganos jurisdiccionales planteen a las partes la posibilidad de acudir a este método para resolver un litigio, exponiendo como buenas prácticas en este sentido, entre otras: que las partes expongan en sus demandas ante los órganos jurisdiccionales si han intentado la mediación; sesiones de información obligatoria en el marco de un proceso judicial y obligación de los órganos jurisdiccionales de considerar la mediación en todas las fases de los procesos judiciales; incentivos económicos que hagan económicamente más interesante para las partes recurrir a la mediación en lugar de hacerlo a un proceso judicial; o  garantizar la ejecución forzosa sin exigir necesariamente el consentimiento de todas las partes en el acuerdo.

La Comisión Europea afirma que continuará co-financiando proyectos de mediación y consultando a la red judicial europea en materia civil y mercantil para fomentar el empleo de la mediación y para ampliar su conocimiento entre la población.

Fuente: Unión Profesional (21/septiembre/2016)