Los Colegios Oficiales de Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales publicaron, el pasado mes de junio, una nota conjunta, oponiéndose tajantemente a la forma en la que se están tramitando las Relaciones de Puestos de Trabajo de la Junta de Castilla y León y al fondo de muchas de las modificaciones planteadas, que suponen un fuerte perjuicio y han causado un gran malestar a los titulados forestales universitarios.

La Junta de Castilla y León está planteando la reforma de sus plantillas, reforma que no se acometía desde hace 22 años. Lo está haciendo con opacidad absoluta, sin permitir participar a los afectados y, al menos en los casos de las Consejerías de Agricultura y de Fomento y Medio Ambiente, con criterios técnicos discutibles. Todo el proceso de aprobación ha consistido en elaborar las plantillas en cada Consejería, elevarlas a Función Pública, presentarlas a los sindicatos y, solo nueve días después, volver a convocar a éstos para recoger sus alegaciones. El siguiente paso es aprobarlas en Consejo de Gobierno, sin que haya ninguna garantía de que se vaya a tener en cuenta ninguna de las alegaciones presentadas ni vías de recurso más allá de las judiciales.

Por todo ello los Colegios Oficiales de Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales en Castilla y León creen necesario paralizar el proceso de revisión de la relación de puestos de trabajo para corregir sus deficiencias formales y de fondo, y apoyarán cualquier medida de presión que decidan iniciar los funcionarios del Cuerpo.

Más información