Madrid, 21 de febrero de 201.- El Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE) apoya a los alumnos del Grado de Ingeniería Civil de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Civil de Madrid, que hoy van a encerrarse en este centro en contra de la decisión del rectorado de eliminar esta titulación, lo que supondría el cierre de la Escuela más emblemática, de esta titulación, en toda España.

La Mesa de la Ingeniería de la Comunidad de Madrid, recientemente constituida en representación de siete colegios profesionales de Ingeniería de la región, también manifestó, el pasado mes de enero, en un manifiesto respaldado desde INGITE, su apoyo a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Civil ante la decisión comunicada por el rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Guillermo Cisneros, de negar la posibilidad de matrícula de nuevos alumnos en el centro a partir del próximo curso 2018/2019.

El presidente del INGITE, José Javier Medina, ha expresado hoy mismo, que no entiende “por qué se va a cerrar una Escuela de Ingeniería con competitividad, siendo, además, la más prestigiosa de toda España”. “Este país necesita formar ingenieros civiles, y una decisión así iría en detrimento de la ciencia y la tecnología española, además de dejar a cientos de alumnos en la calle”, ha añadido.

Mañana, la Junta de Gobierno de la UPM, pretende votar la extinción de este título, y es por ello, que, hoy mismo, la Junta de la Escuela se ha reunido, de manera urgente, porque también se niega al cierre de este centro. Han acordado:

1º Mostrar la disconformidad de remplazar el título existente.

2º Que se mantenga el Grado de Ingeniería Civil que se imparte en esta Escuela.

3º Estar en contra de que se comience la extinción del título, tal y como se propone desde el rectorado de la UPM.

Por su parte, los alumnos de la ETSIC de Madrid se van a encerrar en la Escuela y mañana se van a manifestar en la ETS de Edificación, que es donde se va a reunir la Junta de Gobierno de la UPM.

Descargar nota de prensa.