El ⁦INGITE ante la pandemia producida por el COVID-19 y el estado de alarma decretado por el Real Decreto aprobado en Consejo de Ministros, pide a la ciudadanía en general que atienda a las indicaciones realizadas por las Administraciones públicas y a los profesionales, en concreto, que sigan las recomendaciones de los colegios profesionales a los que pertenecen. Muchos de ellos han emitido sus propios comunicados correspondientes. Es imprescindible  observar las instrucciones que, con carácter general, ha determinado el Gobierno estatal y que desarrollarán las autoridades autonómicas y municipales, en ámbitos relacionados con el ejercicio de las profesiones.

De los 350.000 graduados en ingeniería e ingenieros técnicos a los que representa el INGITE, le preocupa especialmente los efectos que el COVID19 va a producir en un colectivo especialmente vulnerable como es el de los autónomos, a los que en estos días se les priva de actividad. Por ellos, se suma a las peticiones cursadas por las tres asociaciones de autónomos más representativas a nivel nacional, ATA, UATAE y UPTA, que han llegado a un acuerdo de pedir al Gobierno tres medidas concretas:

  • Prestación por cese de actividad: pedimos al Gobierno que todos los autónomos tengan garantizada la prestación por cese de actividad. En relación a los autónomos que se vean obligados al cierre de sus negocios y abandono de su actividad ya sea por las decisiones adoptadas por los diferentes ejecutivos o por la falta de actividad, así como para aquellos que deban permanecer en sus domicilios para el cuidado de hijos y/o dependientes, se propone el reconocimiento y concesión automáticos de la prestación por cese de actividad entendiendo la epidemia como causa mayor.
  • En el caso de autónomos que de autónomos que se vean obligados a abandonar su actividad por cuidado de hijos o dependientes como consecuencia del cierre de los centros escolares y cuidado de dependientes, se propone la bonificación del 100% de la cuota de Seguridad Social.
  • Para aquellos autónomos infectados o en cuarentena, y por tanto en situación de baja asimilada a AT y EP, demandamos la bonificación del 100% de la cuota de la Seguridad Social desde el primer día de la baja. Actualmente estos autónomos percibirán el 75% de su base de cotización pero se verían obligados a seguir abonando la cuota excepto cuando dicha baja se extendiese más allá de los 60 días, reduciendo de forma importante los ingresos de dicho autónomo en esta circunstancia.

Por último, comentar, que la ciudadanía puede contar son los servicios de los profesionales de la Ingeniería que son básicos en tiempos de crisis como son: alimentación, transportes, comunicaciones, infraestructuras, teletrabajo, seguridad, energías básicas, etc.