La Mesa de la Ingeniería Valenciana, en colaboración con el Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE), ha organizado la Jornada “Titulación & Capacitación. La evolución hacia la excelencia profesional” que se ha celebrado el jueves 20 de febrero de 2020, en la sede de la Mesa de la Ingeniería Valencia, que se encuentra emplazada en el COGITI Valencia.

En la inauguración estuvo presente el Director General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Consejería de Hacienda y Modelo Económico de la Comunidad Valenciana, José Manuel García Duarte, el presidente del INGITE, José Javier Medina y la Decana del COGITCV y vocal de la Mesa de la Ingeniería de Valencia, Susana Bañuelos .

En esta jornada se ha hablado de dos cuestiones por las que el INGITE apuesta fuertemente: el desarrollo profesional continuo o DPC y la certificación de personas. Por un lado, el desarrollo profesional continuo o DPC, es un modelo que establece unas bases para la verificación curricular periódica y una serie de niveles en los que situar a los profesionales en base a su formación y experiencia profesional, lo que podría comprender evaluación, reconocimiento y certificación de los aprendizajes adquiridos a lo largo de toda la vida profesional. Y, por otro lado, está la certificación de personas, herramienta de los profesionales para aportar confianza al mercado,.que bajo una norma UNE-EN ISO/IEC 17024:2012 es la forma de reconocer la capacidad y competencia de un profesional en un actividad en particular. Ofrece a particulares, empresas e instituciones un aval de la calidad y profesionalidad de los profesionales para una actividad específica.

José Javier Medina, presidente del INGITE, fue el primero en intervenir con una ponencia en la que puso de valor la importancia de la formación y el reciclaje para el DPC. “Los ingenieros necesitamos ser competitivos desde la universidad con prácticas de empresas, crecer con la experiencia que acumulamos y evolucionar al ritmo de la tecnología”. Añadió: “lo que ‘hacemos’ pertenece a la sociedad a la que nos debemos. Esa sociedad que necesita ingenieros profesionales, pero debe ser bajo la credibilidad y confianza que aporta la acreditacion por un tercero.

Andrés Díez, vicepresidente del INGITE, fue el encargado de hablar del modelo de certificación desarrollado por INGITE. En ese sentido dijo que “la certificación asegura la cualificación profesional con un modelo transversal o con un esquema vertical”. Y, por su parte, José Antonio Galdón, presidente del COGITI, realizó una interesante exposición de las diferentes regulaciones de la profesión en otros países más allá de la obligatoriedad en España.

La jornada finalizó con un interesante debate en el que se puso de manifiesto la importancia de estos dos servicios profesionales -DPC y certificación de personas- que los colegios profesionales ponen a disposición de profesionales, empresas y la sociedad.