Según el análisis realizado por Unión Profesional el subsector de servicios profesionales concluyó diciembre con un aumento de afiliación del 0,64% mensual. Un dato dos centésimas superior al de hace un año y dos décimas por encima del comportamiento medio en este mes antes de la pandemia. En términos desestacionalizados sumó un 0,09% mensual de afiliación, una centésima más que en diciembre del 2022. Este balance abona una creación mensual estable de empleo en las profesiones en cierta sintonía con el mercado laboral. A su vez, el desempeño del subsector fue más positivo con un 3,96% más de ocupación que en el 2022 en relación al 2,66% del conjunto.

Si compramos con el registro mensual de hace un año, algunas áreas como la división de arquitectura, ingeniería y ámbito científico-técnico, y la consultoría informática, jurídica y de I+D se mostraron más débiles y en contraste con la consultoría empresarial, financiero-aseguradora y parte de sanidad con mejores datos de ocupación que hace dos meses.

En lo que concierne al sector de la arquitectura, la ingeniería y gran parte del ámbito científico-técnico restó un 0,19% mensual de afiliación en diciembre. Ello contraste con la subida del 0,17% de hace un año y supone una caída superior a la media en este antes de la pandemia. Al mismo tiempo, en términos desestacionalizados el retroceso fue del 0,17% mensual por lo que apunta a corrección del empleo que podría estar vinculada con la ralentización de la construcción y la industria en los últimos meses.

En esta dirección, encontramos que la industria manufacturera en España contrajo su actividad por noveno mes en diciembre de acuerdo al índice PMI para este sector que publica S&P Global. A la reducción de los nuevos pedidos y la producción se añadió una confianza en las perspectivas que permanece débil. Con todo, «los bienes de consumo emergen como fuerza estabilizadora». Entre las ramas industriales, la industria de la alimentación, la industria del cuero y del calzado, y la metalurgia fueron las que presentaron mejor balance mensual que hace un año. Inversamente, la fabricación de material y equipo eléctrico fue la más castigada frente al mismo mes del 2022.

Cuando atendemos al Indicador de Clima de la Construcción (ICC) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la construcción de edificios volvió a terreno negativo en diciembre, la obra civil experimentó un ligero repunte y las actividades especializadas (reformas) se mantuvieron con expectativas favorable en línea con los últimos dos meses.

Mientras, la afiliación, que suele acusar una cierta caída estacional durante el invierno por la menor actividad, anotó una bajada más acusada que hace un año en términos mensuales en las actividades de construcción especializada (reformas), y más suave en la construcción de edificios y la ingeniería civil.

Ver análisis completo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This